¡Que se nos acaba el año señores! Si teníais algo pensado para el 2008 solo os queda mañana y pasado para conseguirlo. ¿Cumplisteis todos vuestros propósitos del año? ¿Habéis hecho alguno para el año que viene?

Yo particularmente me alegro de que se acabe este año porque no nos caíamos bien el 2008 y yo, pero lo cierto es que me da algo de vértigo el que viene porque la ley de la vida me dice que alguna persona saldrá de mi vida, que seguramente entrará gente nueva y que de otros no sabré si estarán dentro o fuera ella (o yo de la suya, que viene a ser lo mismo pero no es igual).

Por lo demás para el 2009 le pido solo que cuando acabe seamos más felices que cuando empezó. Y con eso me vale.

En fin, que a los que vengáis mañana a la Puerta del Sol que os veo por allí (podríamos quedar a las 7:30 en la cola del caballo de la Plaza Mayor, ¿os parece?) y al resto… que tengáis una buena entrada y salida de año y que el 2009 os respete todos vuestros sueños.

Los dos primeros años intentamos organizar una quedada navideña en la Plaza Mayor y el año pasado pasamos del tema. ¿Por qué? Pues bien, el primer año no engañamos a casi nadie y el segundo... pues estuve ingresado y no pude ir yo tampoco.

Este año se me ha ocurrido que podríamos ir a ver si el Reloj de la Puerta del Sol funciona bien, es decir... quedar el día 30 a eso de las 8 de la tarde en la Puerta del Sol, en el kilómetro 0, que da suerte, subir a la Plaza Mayor a tomar un bocadillo de calamares y una sidra y luego bajar a eso de las 12 de la noche con unos conguitos o unos lacasitos a ver si el reloj da las campanadas bien (las uvas son para el fin de año). Eso si, al poquito de que suene el reloj yo me iré a casa que al día siguiente me toca currar un rato.

¿Os apuntáis alguno?

Actualización 29-12-2008: Para los que vengáis.... en el centro de la Plaza Mayor se encuentra la estatua ecuestre de Felipe III, de modo que me parece bien quedar en esa estatua entre las 19:30 y las 20:00 horas de mañana martes 30 de diciembre de 2008.

Señorita Ana la Rana y compañía, ¿os daría tiempo a pasaros a saludar? :P

Actualización 31-12-2008: La resaca de la quedada. Anteayer empecé a recibir mensajes o emails de gente que me había confirmado que venía diciéndome que al final le era imposible de modo que a eso de las seis cuando iba a salir de casa ya sabía que no iba a acudir nadie, pero como tenía que acudir de todos modos llené el mp3 de canciones y allá que fui a la Plaza Mayor. Cuando ya pasaron los diez minutos de cortesía atravesé Sol y Gran Vía para llegar a tiempo a que no me cerraran una tienda para comprar un regalo que ya tenía mirado con anterioridad. De modo que balance de la quedada... el éxito esperado, pero al menos ya he terminado con todas las compras :P

¡Feliz Año Nuevo!


El puente pasado como es tradicional en mí, me fui a la plaza mayor y tras comprar alguna novedad para el Belén me dispuse a montarlo al día siguiente. Aunque ya le tengo mucha práctica me cuesta montarlo casi un día entero, no es pequeño precisamente. Y si algún día tengo mi casa propia lo intentaré montar más grande si se puede "jejeje".




Mas en tiempos como los que corren que el árbol de navidad y los "Santas" invaden nuestras mejores tradiciones como el Belén y los Reyes Magos.






Y nada os dejo unas fotos de muestra (Pinchar en la imagen para verlas más grandes); Y los amigos de siempre pueden subirse a casa para verlo si quieres jejeje. Saludos y felices fiestas.



(pinchar en la imagen para leer mejor)

Todos los años por Nochebuena nos reunimos toda la familia en el restaurante de mi tío Paco y mi tía Rosario, y es para mi uno de los días más importantes del año. Como ya conté no me imagino las Navidades sin esa cena porque entre tíos, primos y sobrinos somos unos cuarenta. La verdad es que voy allí a comer o cenar en contadas ocasiones pero la semana pasada fui con JoseFaura y Minel entre otros y pasado mañana voy a comer allí con mis compañeros de trabajo. Tengo muchas ganas de que pasen estos dos días, me hace ilusión compartir con ellos un lugar tan especial para mi y que guarda tantos recuerdos de mi niñez y de mi familia.

La verdad es que es un follón esto de organizar una cena para tanta gente, pasotismo de unos, quejas de otros que luego no dan alternativas y luego está también el miedo a que no les guste, las críticas y las habladurías. Yo no he tenido muchos problemas con la gente pero no se si volveré a organizar algo para tantas personas.

A ver que tal sale, ya os contaré :)

El otro día pasé por delante de una tienda de artículos de acampada y supervivencia y vi un pequeño llavero que tenía un brújula. No me preguntéis por qué pero desde pequeño he querido una aunque no creo que me valga para mucho viviendo en Madrid. El caso es que entré en la tienda y me compré el pequeño llavero, y desde entonces de vez en cuando lo cojo y lo agito un poco para ver donde me dice que está el norte. Debe estar roto, porque siempre apunta a dos direcciones diferentes y el norte no puede estar en dos sitios. Estará roto, aunque también puede ser que haya perdido el norte yo.

Este findesemana me di una vuelta por el expocomic de madrid, lugar propicio para perder parte de tus ingresos, al menos en mi caso. Y esta vez tampoco fue una excepción, me deje llevar por la nostalgia y me compre el primer libro de MOT, dibujado por Azpiri con guión de Nacho Moreno, recién editado. Nose si alguien lo recordará, pero este monstruo bonachon se publicaba semanalmente en el pequeño pais...hace ya...pues...mucho? jaja, dejesmolo a principios de los 90, creo, y recuerdo como todas las semanas guardaba esas dos hojillas para conseguir el comic entero.

Unos cuantos años después por fin lo tengo en casa, con una edición muy recomendable, a mi me ha encantando, tanto el dibujo, estilo muy personal el de Azpiri que a mi me encanta, como la historia, sencilla y original. Ahora a esperar la edición del segundo libro (esperemos que dentro de poco).


P.D.: El precio por si alguien quiere saberlo es de 14,95 luros, un poco caro, pero da gusto pagar por una buena edición :)

¿No os ha pasado nunca que vais en el metro o cualquier otro transporte público y un niñato va con su móvil ambientado con reaggetón el viaje de todo el mundo? Es insoportable, ¿es que no han visto unos cascos en su vida? Me da ganas de levantarme y cantarles a grito pelao en el oído el “Soy minero” de Antonio Molina a ver si cogen la indirecta, porque si se lo dices de buenas te miran mal, te insultan y se ríen.

únete

El otro día decidí unirme al movimiento “Metete el móvil por el culo” y puse un pequeño enlace en la parte de debajo del blog, en la sección "Cambiando el mundo", pero esto de la contaminación acústica es un coñazo. Tengo unos vecinos que piensan que a toda la comunidad nos gusta escuchar reaggetón de doce de la noche a dos de la madrugada día si y día también, ¿pero no entienden que su música no me interesa? Y menos a esas horas de la noche cuando al día siguiente tengo que levantarme pronto. Puedo comprender que de vez en cuando lo hagan, todos hemos hecho una fiesta en casa, pero es que todos los días….. ¡ya se pasan!

¿Qué pensáis vosotros?

Ayer quedé para cenar con la gente de mi primera oficina, aquella en la que tenía guardias trabajando en el banco y la verdad es que fue una gran alegría. Ver que la gente seguía igual, las risas, el compañerismo... recordar que me dio mucha pena dejar todo ese mundo y eso fue básicamente por ellos. Me sorprendió y me alegró saber que algunos leen este blog, más de los que yo creía, y están al tanto de mi vida aunque yo no se lo cuente directamente ni me dejen comentarios y sentí haberme ido tan pronto, pero había sido un día complicado (dentro de poco tendré la próxima revisión de las costillas y tuve pruebas médicas por la tarde, pero bueno, eso es otro tema que ya contaré).

En fin, que tenía muchas ganas de verles y todo resultó más o menos como esperaba. A ver cuando repetimos.

…que empezamos un largo camino sin tu compañía, desde que te fuiste aquel noviembre. Nos han pasado un montón de cosas desde entonces, unas mejores que otras. El consejo de sabios, sin ir más lejos, aún nos mantenemos aunque a duras penas puesto que con el ritmo de vida que tenemos cada uno nos es imposible mantener un contacto tan estrecho como en el instituto. De todos modos se hace lo posible, nos escribimos de vez en cuando algún mensaje y siempre encontramos algún hueco para tomarnos una caña. En el blog el que más contribuye es Sacris, aunque tiene sus rachas como todos, a ver si se anima. Jose y yo nos repartimos para completar los días que no se escribe (si, me he animado a escribir más frecuentemente) y Jos pues tiene sus puntos pero está poco escritor (se le puede entender, está muy liado). Luego te contará Sacris que ha cambiado la imagen del blog (que desde que lo dijo...). Me despido hasta la próxima con un hasta siempre y que nunca te olvidaré, como ya sabes gracias por todos los consejos y buenos ratos compartidos. Besos.

Te paso con Jose que también quiere hablar contigo.

-Jope! Como pasa el tiempo, pero tu sigues aquí en mi pensamiento como ayer. Transmitiéndome tu sonrisa y positividad. Como ya sabrás ando muy liado como ya te adelantaba Miguel con un curso de Alcatel y tengo pocas ideas encima para publicar, pero se hace lo que se puede. Espero que te guste como Sacris se ha currado el nuevo formato del blog, a mi me ha gustado mucho la verdad. Y para no alargarme mucho que hay más gente que quiere hablar, te mando un besazo desde aquí directamente a las estrellas. Seguimos intentando que cada día cuente, ese es tú legado. Muak.
Te paso con Sacris.

-Jejejeje, hola niña, soy sacris. Como ves he cambiado por fin la plantilla del blog, ya era hora, ¿verdad? Recuerdo cuando empezaste a decir que había que personalizarla... pues bien, tampoco he trabajado tanto como Jose te contaba, he cogido una que ya estaba hecha y la he retocado, pero que quede entre tu y yo. Espero que te guste, aunque no es morada como querías. En fin, que más contarte... ¿sabes todo lo que se te echa de menos? Un besazo muy fuerte, te dejo con jos.

- Como cambian las cosas en tan poco tiempo, parece que fue ayer cuando te contaba mis historias en el labo y tu me mirabas con tu cara de "paso de ti", aunque se que siempre desde el cariño ;). Pasan tantas cosas que no sabría por donde empezar, asique ya te contare en privado, que por aqui hay mucho cotilla que luego lo larga todo, eh? jajaja.

Que habria sido de nosotros sin tu que icooooo, y tus bravas con ali-oli, las aventuras y desventuras de un ascensor con llave y todo lo demas.

Bueno, te dejo que tengo que seguir currando, que luego me miran mal por hacer el vago? a mi? te lo puedes creer? ;)

Seguiremos recordandote


Hace algún tiempo quedé con unos amigos para ir a ver un espectáculo de magia por mi barrio y mientras les estaba esperando extrañado porque llegaban tarde al lugar donde les había dicho que quedábamos recibí una llamada suya en la que me decían que llevaban media hora esperándome en el lugar que les había dicho, y es que resulta que yo estaba convencido de que habíamos quedado en una parada de metro y resulta que les había dicho otra totalmente diferente.

Ayer fuimos al cine a ver una película y me llamaron por la mañana para concretar la hora y el lugar. Como estaba pendiente de coordinar a otra gente les dije que cuando supiera les avisaba y cuando estaba dispuesto a irme de casa me llamaron otra vez:

- ¿Sacris donde estás?
- Pues donde voy a estar... en mi casa, ¿donde habíamos quedado?
- Eso digo yo... ¿donde habíamos quedado?
. . . . .
- ¡Ostia! ¡Que no os he llamado!

Y yo estaba totalmente convencido de que les había dicho a las X en tal lugar...

En fin, que se me van las cosas de la cabeza, creo que ese señor alemán de cuyo nombre no logro acordarme está haciendome visitas.

Posdata 1: Señor Stanz, perdone los desvaríos de mi mente, no tengo nada en contra de usted. O al menos no me acuerdo jaja.
Posdata 2: La canción es de un grupo llamado Lagarto Amarillo, yo tengo sus dos discos originales, ¿tu no?

- Blog del metro.
- Página de mi peña del pueblo.
- Estudios en la facultad.
- Programación del juego.
- Este blog.

¡Si es que la jodía recesión hace tiempo que llegó a mi inspiración!

Ains, ains, ains.... ¡que pase ya esta época de apatía y falta de tiempo! (y de ganas de buscarlo...)

Últimamente en las empresas está el ambiente enrarecido por la crisis y es que está aumentando el paro de forma alarmante y el miedo a perder el trabajo está creciendo entre la sociedad. Sin ir más lejos la empresa en la que trabajo ha presentado un ERE mediante el cual quiere despedir a 550 personas.

Aún no sé si seré uno de los elegidos por el Señor R para abandonar mi puesto laboral, están en negociaciones los sindicatos y la empresa, pero ya han finalizado contratos de compañeros míos que eran externos (lo siento J, a ver si logran que vuelvas...).

La verdad es que un despido no me afecta mucho: yo no tengo hipotecas, vivo en casa de mis padres y no tengo hijos, cargos ni responsabilidades por lo que de ser así lo único que me supone es ahorrar menos dinero durante algún tiempo para una posible independencia dentro de algunos años, pero tengo compañeros a los que les afecta más por los motivos antes mencionados.

Se nota en el ambiente que la gente está preocupada y nerviosa, noto cierto pesimismo que me está afectando e influyendo más que la posibilidad de quedarme en el paro. ¿Lo habéis notado algun@?

Si os fuérais de viaje...


¿qué incluiríais en la maleta?

la semana pasada estuve comprando en un mercado de mi barrio, para los que os suene es el que está en Monforte de Lemos, frente a la entrada del C.C. La Vaguada, junto a una iglesia de barrio.
Esta introducción tan detallada es sólo porque pensé en las diferencias que hay entre un mercado de toda la vida, a los que solía ir de pequeño y a las grandes superficies, tan conocidas por todos como Centros Comerciales, donde se pierde toda identidad personal y se pasa a la simpleza del individuo, la persona que por circunstancias pasa por ese comercio compra lo que necesita y quizá no vuelve. O por el contrario, los supermercados de barrio en los que conoces al frutero, al pescadero (que te pone un poco de perejil), al carnicero (que te corta de una pieza super buena que le acaba de llegar de no se donde...) o que simplemente te pregunta que tal están tus hijos, los abuelos,... en fin... la vida cotidiana de las personas, el día a día, que aunque no nos hace más ricos en este tiempo de crisis... nos ayuda a sentirnos mejor con nosotros mismos.
Reconozco y soy el primero, que recurrimos mucho a las grandes superficies, pero de vez en cuando, ese recuerdo de la infancia me gusta tenerlo presente.

"Tengo la profunda convicción
de que cuando hablamos
estamos cambiando el mundo"

Ingrid Betancourt

Ayer se dieron los premios Príncipe de Asturias e Ingrid habló. Os pongo el discurso entero, que está en youtube en tres partes.

Parte I: 10 minutos


Parte II: 10 minutos


Parte III: 5 minutos

... menú o tupper...??

Hace tiempo que estuve con unos amigos y la verdad que tenía pendiente comentaros de este rincón en el centro de Madrid. Es un sitio bastante peculiar, desde la calle parece uno más del montón de bares que hay en esa zona, pero si entráis cambia por completo desde la decoración como si estuvieráis en una cueva o en un bar alternativo (dado que tiene dos ambientes, dependiendo de la calle por la que entréis), a la iluminación, la música, y la mezclanza de sabores que se encuentran en sus más variados combinados que probamos esa noche.
Se pueden encontrar desde sabores tradicionales a frutas exóticas, combinados espumosos, con nata, de colores raros y copas extavagantes. La verdad, os lo aconsejo, si pasáis una tarde noche por ahí haced una paradita y tomaros algo, es un rincón bueno para charlar tranquilamente y además tienen algo para picotear. La ventaja es que en verano sacan unas terrracitas porque suele llenarse.
Os dejo el link por si os hace pasaros: http://www.cafedelsoul.es/
P.D. es un local libre de humos.
Fe de erratas: contrastando la información de este local, he de comunicar que la posdata del post es errónea. Siento las molestias causadas.


.... los días van perdiendo horas.


De niño odiaba las verduras. No es que ahora me gusten mucho pero al menos ahora las puedo comer. Cuando era pequeño no y conmigo era imposible decir eso de "pues si no te las comes ahora las tendrás para cenar y sino para desayunar" ya que si mis padres intentaban eso yo me moría de inanición: dejé muy clarito que las judías verdes tenían la lucha perdida conmigo. El caso es que ahora me he aficionado a la lombarda, o como yo la llamo repollo avergonzado. Y es que es verdura pero es colorada de modo que para mi es un repollo pero tímido, y me gusta con mahonesa.

Y todo esto viene al caso de que estaba en la oficina con mi tapper lleno de lombarda humeando, calentito, y con dos bolsas de mahonesa parecidas a las que hay en los restaurantes de comida rápida y rodeado de mis compañeros. Cuando cogí la primera bolsita fui incapaz de abrirla y tras varios intentos me resigné y traté de abrir la segunda bolsita, obteniendo como podéis imaginar idéntico resultado que con la primera. De modo que viéndome vencido por la mahonesa tomé la determinación de comerme el repollo avergonzado así tal cual estaba, que sabe amargo y no me gusta, mientras recordaba mi odio infantil a las verduras y como no... mi creciente odio a las bolsitas abrefacil y acordándome también de su fantástico inventor.

Pues como prometí me apunte al gimnasio el día 1 de Octubre. Lo malo de volver al gimnasio son las consabidas agujetas, el saber que cada kilo que levantas se van a vengar al día siguiente y lo que es peor, a los dos días es cuando duelen más. Pero bueno esto son las dos primeras semanas y después ya se llevan bien.
Desde aquí tengo que dar un toque de atención a Miguel y su hermano que me dijeron que lo mismo se apuntaban, pero finalmente estoy yendo yo con mi hermano solamente. Haber si os lo pensáis mejor y os animáis a volver.
Que Miguel con tantas tapitas por Alcalá de Henares después pasan factura a esa única abdominal que te está quedando jejeje.
Bueno pues sin más me despido y quedo a la espera de gente nueva que se anime a mantener el cuerpo sano; Que las navidades están a la vuelta de la esquina y hay que ir haciendo hueco para el cordero.

pues sí... ayer me levanté y junto a mi pareja pensamos que hacer y qué mejor que coger el coche y poner rumbo a... Alcalá de Henares?? pues sí... que mejor sitio que la ciudad de Miguel de Cervantes Saavedra. Uno de los mayores escritores de la historia española, y su obra magna, "Don Quijote de la Mancha", la obra más traducida en distintos idiomas y dialectos, entre ellos el persa.

Aprovecho el comentario, para dejaros caer a los posibles alclainos, merodeadores del corredor del Henares o gente como nosotros, que coge el coche y si va dónde pille... que descubrimos para comer una posada bastante interesante de cañas gigantes y no los molinos, tapas espectaculares y no eran las mujeres de la tierra si no un sitio del cual espero acordarme, llamado Restaurante Indalo. Por cada consumición te daban a elegir una tapa a cual mejor, en un ambiente distendido y casualamente lleno de jóvenes estudiantes de la gran universidad que por nombre lleva el de la ciudad.

Sin más os invito a que si pasáis por ahí no perdáis la oportunidad, está a unos pasos de la Plaza de Cervantes, por la Calle Libreros, exteriormente no parece gran cosa pero lo bueno está en el interior. Os doy un consejo, optar por las roscas o los calamares en las tapas. ¡¡A vuestra salud!!


¿Os acordáis de esto?

Pincha aquí.

. . .

Pues bien, mañana volvemos.


¿Algun@ se apunta?

Post dedicado a Joaquín, porque es de mi equipo.
Ale, ya sales en mi blog.


Esta mañana cuando estaba esperando al ascensor para subir a mi oficina (ahora que nos han cambiado de edificio ya no me equivoco de portal, ver enlaces 1 y 2) ha llegado un compañero y me ha dicho "¡Somos del mismo equipo!" mientras se reía. Como estoy tan despierto a esas horas de la mañana y mi mente se encontraba en estado "ahora no cuentes conmigo" lo primero que se me ocurrió fue "¿De que me está hablando éste?", pensamiento que quedó claramente reflejado en mi cara puesto que mi compañero al poquito ya me aclaró la situación: "Coño, ¡que vamos igual!"

¡Y que razón tenía! Si estuviera en mi pueblo y en fiestas diría que íbamos de peña: camiseta a rayas blancas y rojas, pantalón vaquero y zapatillas marrones, vamos.. más conjuntados imposible: si fuéramos mujeres y estuviéramos en una boda nos hubiéramos tirado de los pelos. Y claro a la hora de comer hemos aparecido en el comedor y la gente nos miraba. Encima me pregunta "¿Que llevas de comida?" y cuando le contesto que verdura y pescado me dice "¡No jodas!"... ¡hasta teníamos el tapper parecido!

Mañana llevaré una camiseta a rayas verdes y blancas, pantalones claros y las mismas zapatillas que hoy. ¿Habrá alguien como yo?

Si hay una cosa que odio con todo mi alma son los mosquitos. Creo que no hay nada que me cabree tanto como ellos. Tu estás en la cama tan agusto, medio dormitando en silencio cuando empieza a sonar un zumbido en tu oreja.... ¡y ya está el maldito bicho dándote la noche! Porque tu luego vas, enciendes la luz y ya no está, pero a la mañana siguiente te levantas lleno de picaduras. Y es que me ponen negro, porque sabes que está ahí pero no le ves y cuando apagas la luz sientes que está cerca, que se ha posado en tu brazo pero cuando das el manotazo ya no está, y lo vuelves a sentir en el cuello y vuelves a fallar, y así sucesivamente hasta que te duermes o haces como yo y les tiendes una trampa. ¿Que como les tiendo una trampa? Pues bien, me voy a dormir al salón, al sofá y cuando estoy medio dormido vuelvo a escuchar al mosquito rondando cerca. En ese instante no doy la luz, sé que no voy a ver al enemigo de modo que me levanto corriendo y salgo al pasillo cerrando la puerta del salón dejando allí encerrado al mosquito invisible. Al menos esa noche deja de molestarme.

- No te preocupes.

De las actividades humanas, el preocuparse es la menos productiva.

- Que no te venza el miedo.

La mayor parte de las cosas a las que tememos nunca suceden.

- No guardes rencor.

Él es una de las cargas más pesadas de la vida.

- Enfrenta cada problema según llega.

De todas maneras sólo puedes manejarlos uno a uno.

- No te lleves los problemas a la cama.

Son malos compañeros del sueño.

- No tomes prestado los problemas de los demás.

Ellos pueden manejarlos mejor que tú.

- No revivas el ayer.

Él ya se ha ido para siempre. Concéntrate en lo que está pasando en tu vida y sé feliz ahora.

- Sé un buen oyente.

Sólo cuando escuchas, obtienes ideas diferentes a las que tienes.

- No te dejes caer por la frustración.

La autocompasión sólo interfiere con las acciones positivas.

- Haz que cada día cuente.



MeiKo dijo...

Lo importante es que cada dia cuente, que cada noche cuando nos acostemos podamos decir: "Este día ha merecido la pena".




Te echamos mucho de menos, feliz cumpleaños
.

Como os conté en el post anterior mi abuela me daba de vez en cuando un poco de pan con membrillo. Pues bien, un día me lo dio para merendar pero yo ya había merendado y no tenía hambre de modo que empecé a pensar que podía hacer con ese pan con membrillo para deshacerme de él sin que quedaran huellas y sin comérmelo. La primera opción estaba clara: a las gallinas. Mi abuela tenía un corral con unas cuarenta gallina y podía tirar allí el pan con membrillo desde la terraza de la cocina, entonces las gallinas se lo comerían y problema resuelto. Justo cuando iba a tirarlo me di cuenta de que en poco tiempo mi abuela saldría a recogerlas y cerrarles la puerta de modo que se daría cuenta del bocadillo y me caería una bronca. Descarté esa opción y le di un bocado con desgana al pan con el membrillo.

Al volver a mirar por la ventana vi a un gato en el tejado del corral, de modo que me dije "¿le gustará al gato el pan con membrillo?" y sin pensarlo dos veces lo dejé en una teja un poco alejada de la terraza pero visible desde allí, pensando que con la oscuridad de la noche se disimularía y no lo vería mi abuela. A la mañana siguiente me desperté y lo primero que hice fue ir a ver si el pan con membrillo seguía allí. Al mirar por la ventana vi como dos gatos lo estaban examinando, pero al verme se fueron. A la medía hora el pan con el membrillo ya no estaba allí por lo que desde los diez años creo que a los gatos les gusta el pan con membrlllo.

Cuando era pequeño y mi abuelo estaba con nosotros en Madrid (o nosotros con él en el pueblo) cada domingo por la mañana nos daba la propina. Justo después de misa, se sentaba en el salón y sacaba su monedero (redondo, de cuero, de esos que parece un comecocos no se si sabéis cuales digo) y de él sacaba una moneda de cinco duros para cada uno de nosotros. Después de eso, en el pueblo subíamos a la plaza donde estaba (y está) la pastelería y nos gastaba esa fortuna en chucherías porque mi idea del ahorro era que la bolsa de quicos me llegara a la tarde. Después con el tiempo la propina subió a veinte duros, lo que ya me permitía gastarlo durante la semana.

En cambio con los otros abuelos las cosas eran diferentes porque éramos muchísimos más nietos. De vez en cuando mi abuela estaba sola en la cocina, entonces me llamaba y me decía "ven, corre, que tengo algo para ti, no se lo digas a nadie" y abría el primer cajón para sacar de allí un poco de pan y una onza de chocolate o un poco de membrillo. La de veces que habré abierto el cajón... ¡y solo encontraba el pan!

Bueno pues nada, que dentro de un rato cuando salga de trabajar me voy al pueblo de mi madre. Ya avisé a mis amigos de allí que este año estaría todas las fiestas y cuento con los almuerzos en el bar antes de los encierros. Huevos fritos, lomo, chorizo, callos, oreja, patatas fritas... eso nos dará fuerzas a las doce de la mañana después de una noche de fiesta y charanga para luego a la una ir a ver el encierro (desde la talanquera, a mi no me pillan... si no se escapan).

Vuelvo el miércoles por la tarde y ya entonces me pondré al día con todos, espero que paséis una buena semana.

Y de postre os dejo un par de vídeos de mi pueblo que encontré por youtube :)







Como Ingeniero Técnico en Informática de Sistemas (suena muy importante, ¿verdad?) voy a daros un consejo práctico para mejorar vuestra relación con los PCs.

Vamos a ver, repetir conmigo: "No debo derramar líquidos sobre el teclado de mi ordenador".

Y ya mañana sigo escribiendo, que tengo que comprar un teclado y un ratón nuevo.

Después de tres semanas alajado de la capital he de reconocer que la echaba un poco de menos, pero ahora que llevo dos horas aqui... ¡ya quiero irme! Y es que mañana me toca volver al tajo después de esta temporada en el pueblo de mi padre y de pasar cuatro dias en Málaga. El caso es que el viernes me voy al pueblo de mi madre de fiesta durante otros cuatro días, pero hasta que llegue eso me queda una semana de trabajo que se me va a hacer un poco cuesta arriba.

¿Las vacaciones? Pues no me quejo. He descansado, he desfasado, he visto el mar, he visto a los amigos del pueblo. He tenido rísas y alegrías, he tenido decepciones, discusiones, enfados y reconciliaciones. He trasnochado y he llevado mala vida pero también he descansado y me he echado siestas. He echado de menos pero también he echado de más y como a todo el mundo pues se me han hecho cortas. Demasiado cortas.

En fin, ya iré poniendome al día con vuestros blogs... y ya me váis contando q tal vuestras vacaciones. Por último recordaros para daros envidia que el viernes me vuelvo a ir otra vez. Será en lo que piense durante esta semana "Vamos, que ya queda poco que el viernes te vas..... ¡JA JA JA, ANDA QUE NO VAS A DAR ENVIDIA A ALGUNOS!"

Posdata: espero que me echaseis de menos, al menos un poquito :)

Cuando era pequeño mi padre tenía un Renault 12. Era incómodo y viejo y no tenía cinturones de seguridad en los asientos traseros. No tenía aribag, ni ABS ni ESP. No dígamos ya elevalunas eléctricos, climatizador, limitador o regulador de velocidad, ni siquiera dirección asistida... pero lo que si tenía era radiocasette. Y entonces, cada vez que viajábamos de Madrid hacía el pueblo antes de salir mi padre cogía una caja negra que tenía con el cierre roto en la cual guardaban las cintas que más le gustaban a él y a mi madre. Entre su repertorio podíamos encontrar a José Manuel Soto, Juan Pardo, Manolo Escobar y sobre todo a Rocío Durcal que amenizaba nuestro viaje con canciones como estas:





¿Como eran vuestros viajes infantiles?

Posdata: estoy de paso en Madrid pero me voy para Málaga en cuestión de horas. ¡Saludos para todos! Os echo de menos.... a unos más que a otros :P

Ale, ahí os quedáis todos. Mañana viernes a eso de las cinco cogeré un autobús que me llevará a mi pueblo, donde pasaré tres semanas descansando lejos de ordenadores, pantallas y monitores, Madrid y sobre todo lejos de internet. Bueno, la verdad es que aún está por ver si la última semana bajo a Málaga, pero por ahora me haré a la idea de que no, y si luego al final se puede pues mejor que mejor.


Me llevo muchas cosas en la cabeza, algún libro, mi cámara de fotos y el móvil para no estar totalmente desconectado. Os echaré de menos, ¿eh? Espero que vosotros a mi también, serán solo tres semanas.


Ver mapa más grande

Si queréis pasaros yo estaré allí, si no... nos vemos en septiembre. ¡Pasadlo bien!

Después de leer un post de Laura se me ocurrió explicaros algo que aprendí de pequeño: como saber si un mes tiene 30 días o 31 usando solo tus manos.

Os explico: si empezamos nombrando como "enero" al nudillo del dedo meñique de la mano izquierda, "febrero" al espacio que hay entre el primer nudillo y el segundo nudillo (a esto lo llamaremos valle a partir de ahora) y "marzo" al segundo nudillo podemos repetir el proceso sin contar al dedo gordo hasta terminar con los doce meses. De este modo si el mes en cuestión ha caído en un nudillo significará que tendrá 31 días al estar más alto que los otros. Si por el contrario ha caído en el valle tendrá 30 días al estar más bajo.

Se puede comprobar que febrero, que tiene solo 28 (ó 29) días cae en valle y agosto que tiene 31 cae sobre nudillo. Os pongo un dibujito que encontré por ahí y que ilustra la situación que os cuento.


Ahora ya no os volveréis a equivocar :)

Como ya os comenté cuando Stanz se casó nos regaló una planta que tengo en la oficina. Mis conocimientos de plantas son bastante nulos pero Maite, mi compañera de trabajo, me está ayudando en su cuidado y sigue riéndose de mi porque al principio creía que era una planta de plástico. El caso es que me dijo que tenía que transplantarla. "Compra mantillo y un macetero más grande".

Como soy muy bien mandado unos días después y después de saber lo que era el mantillo hice lo que me dijo y a media mañana nos pusimos a trasplantarla. Bueno, más bien lo hizo ella pero yo me quedé con la copla y le ayudé a dejarla centrada en la maceta sin que se fuera hacia un lado. Creo que podría trasplantarla de nuevo.

¿Que como quedó? Así:

La otra planta, el Aloe Vera, es de mi compañera de trabajo.

También fui fontanero ocasional.

El otro día estuve haciendo fotos para el nuevo blog que estoy haciendo (¿Quedamos en el metro?) y me di cuenta de que hay dos tipos de personas: aquellas a las que les gusta salir en las fotos y aquellas a las que no. Bueno, hay muchas divisiones de las personas, esta es solo una más.

Resulta que para el blog este intento hacer fotos en las que no salga gente, pero me pasó una cosa muy curiosa: había logrado el momento perfecto, ese en el que no había ni un alma entre mi cámara y la estación y de repente pasó esto:


Pues si, mi cámara es un poco lenta y en el tiempo que pasó desde que le dí al botón y ésta hizo la foto este tipo se puso en medio. En fin, he retocado la imagen y me ha gustado como quedaron los árboles morados. En cuanto a la foto... creo que no está bien encuadrada: tenía que haber apuntado un poco más arriba porque no sale toda la estación y sale mucho suelo. Poquito a poco iré aprendiendo :P

¿Y a vosotros?
¿Os gusta salir en fotos?

A mi no mucho, no me gusta como me veo jaja.

Pues eso, que llevo varios días así como ausente, sin comentar en blogs (tranquilos que lo tengo todo apuntado). ¿Que dónde estamos? Pues bien: JoseFaura está en Málaga, Jos por Santander, Minel en... um... no se donde está Minel y yo por Madrid a la espera de mis vacaciones.

En agosto me voy al pueblo con mi familia la segunda y la tercera semana y la última me voy de viaje con JoseFaura aunque todavía no sabemos a donde. La idea es ir a la agencia de viajes y salir de España donde nos ofrezcan, ¿algun@ se apunta? Por ahora Italia tiene muchas papeletas.

Por lo demás comentar que estoy aprendiendo jardinería gracias a una compañera de trabajo y la planta que nos regaló Stanz en su boda, pero bueno... esto será una aventura que será contada en otra ocasión.

Para terminar contaros que he empezado a disfrutar de un hobbie que me gusta bastante: la fotografía Carlos Martinez, espero que tus clases del blog me sirvan de algo!). Acabo de crear un blog en el que iré subiendo fotos mías, ¿la temática? Estaciones. En concreto estaciones del Metro de Madrid. Iré subiendo poquito a poco fotos hasta que complete el mapa y así de paso quizás ayude a algún visitante despistado a orientarse por sus túneles. ¿Os apetece verlo? La dirección es www.quedamosenelmetro.blogspot.com.

Dice la RAE que una efeméride es un acontecimiento notable que se recuerda en cualquier aniversario de él. Pues bien, hace cosa de seis años se produjo algo importante en mi vida, y como hoy es su aniversario pues lo quiero compartir con vosotros: hoy hace seis años que me operaron de las costillas.

En otra ocasión que hablé de ello lo definí como punto de inflexión en mi vida, y como me gusta lo que escribí entonces voy a repetirme en el balance que hice en aquella ocasión: Quizás me hubiera gustado que cierta chica me mirara mejor, haber tenido más fortuna con aquel otro asunto de allá, o que ciertas personas no se alejaran de mi vida, pero el caso es que he vivido todo lo bueno y todo lo malo, y espero vivir muchas cosas más.

¡FELIZ SEGUNDO CUMPLEAÑOS PARA MI!

Es ese sentimiento que se tiene por la mañana, cuando suena el despertador, justo después del domingo. Entonces tienes que ir a trabajar, se ha pasado el fin de semana y asumes que faltan cinco días para el siguiente. Lo mejor es pensar que ya falta menos, que pasado mañana diremos que pasado mañana es viernes, y viene de nuevo el fin de semana . Y hoy ese sentimiento me está durando demasiado. No se si será por el verano y el calor, las ganas de vacaciones y cervecitas o el mal cuerpo que tengo hoy, porque además de ser lunes no me siento nada bien.

En fin, que ya queda menos para el viernes, y para entonces ya estaré sanote.

¿Y vosotros?
¿Que tal habéis comenzado la semana?

Como ya os conté el otro día dejaron de valerme unos pantalones. Ya sé que os había prometido que volvería a poder ponérmelos pero la verdad es que eran los más viejos que tenía, llevaban ya conmigo unos tres o cuatro años de modo que tenían los bolsillos marcados de la cartera, las llaves y el móvil por lo que los tiré a la basura y decidí comprarme unos nuevos. Como siempre o casi siempre voy en vaqueros por cambiar un poco me compré dos pantalones chinos que estaban de oferta: unos de color marrón oscuro y otro beis claro.

Pues bien, al día siguiente estrené los pantalones de color beis (si, el color se escribe así que lo he mirado en la RAE) y desde ese día he decidido que no me gustan los pantalones claros. Os cuento: me levanto, me visto y me voy feliz a la oficina y lo primero que me pasa es que me rozo un poco en las escaleras mecánicas del metro y se quedan machados de negro. ¡No habían pasado cinco minutos que había salido de casa y ya me había manchado! Pero bueno, miro la mancha y pienso "bueno, no pasa nada, es abajo cerca del tobillo y no se nota casi" y sigo mi camino. Llego a la oficina y al rato yo tan feliz que no me había vuelto a manchar, total que voy a desayunar con los compañeros y ¿que pasa? Exacto, lo que estáis pensando: cogí un bollito de la máquina del diablo y cuando vuelvo a mi puesto de trabajo veo que tego una mancha de chocolate en el bolsillo del tamaño de una moneda de dos centimos (poco más o poco menos). Ains, ains, ains, ¡y eran las doce de la mañana y todavía me quedaba todo el día!

En fin, que resumiendo... no me gustan los pantalones claros, creo que son un imán para las manchas.

El que mucho duerme poco vive
(Sabiduría popular)


A esa hora me he despertado. A esa hora (minuto arriba, minuto abajo) me despierto los fines de semana. Y da igual si la noche anterior me acosté pronto o tarde porque mi despertador mental salta a esa hora. Algún día hago pereza, lo que implica que me levanto a las nueve o las nueve y media, y es que ya la cama me echa: empieza a picarme todo, no estoy cómodo y tengo que levantarme. Tampoco es que tenga algo que hacer, ni que tenga que ir a ningún lugar... solo tengo que alejarme de la cama.

Bueno, bueno, bueno, pues como ya os comenté después de terminar mi Ingeniería Técnica Informática en siete años (si, ya me vale) me apunté a la Superior por la UNED. Tres asignaturas para no agobiarme y cuando ya creía que había suspendido las tres.... hoy miro a ver si había salido ya la nota de la única que podía aprobar y para mi sorpresa apruebo. No solo apruebo sino que saco un notable. ¡¡¡OOLE POR MI!!!

La verdad es que me había currado mucho esta asignatura, primero porque era la única que tenía opciones de aprobar (las otras una ya la suspendí en febrero y la otra era anual y habiendo suspendido también el primer parcial en febrero pasé de presentarme después en junio). Además de ser la única que podía aprobar ya resulta que era de programar en Java, que es con lo que trabajo. Para poder presentarte al examen había que hacer una aplicación que gestionara un pequeño comercio y mi práctica hasta sacaba facturas en pdf, le dediqué bastante tiempo. Luego el examen era tipo test, de los que restaban y no salí muy contento de él. Pese a ello... un 5.5 en el examen que se transforma en un 7.5 con la práctica, y yo tan feliz.

Y para celebrarlo me voy el sábado a ver el Museo Reina Sofía de Madrid. La verdad es que ya estuve una vez hace cuatro o cinco años, pero me quedó por ver La muchacha en la ventana de Dali y el Guernica de Picasso. Para los que lleváis poco tiempo os anuncio que me gustan mucho las pinturas de Dalí, algunas hasta me recuerdan gente.

¿Alguno se anima? Los sábados por la tarde la entrada en el Museo Reina Sofía es gratuita. Por ahora no he logrado engañar a nadie pero bueno... aún quedan dos días, ¡estáis a tiempo!


¿Te ha comido la lengua el gato?

Eso me decía mi abuela cuando estaba callado. El otro día estaba con un grupo de personas y una de ellas me preguntó por algo que había publicado en el blog. Cuando le contesté tuve que explicar a la otra gente que nos acompañaba que era lo del blog y que llevaba varios años ya escribiendo con mayor o menor frecuencia y de repente me entró miedo escénico. No sé, no es que me importe que gente conocida lea lo que escribo, de hecho al principio (y aún ahora) cuando publicaba enviaba un email a mis amigos para que entraran a leerlo. Tampoco es que me hicieran mucho caso, pero el caso es que el otro día con esta gente me sentí un poco avergonzado. Tampoco creo que sea avergonzado la palabra pero no se explicarlo de otro modo y lo cierto es que últimamente me cuesta más escribir. ¿Será esta la razón? Quizás solo sea que no me gusta sentirme observado ni ser centro de atención, quizás solo sea que últimamente el proyecto de escritor fracasado que soy esté menos inspirado que nunca o quizás, como decía mi abuela, últimamente me ha comido la lengua el gato.

La canción: Lejos de veras, de Lagarto Amarillo
.

El miércoles nos fuimos por la tarde a dar un paseo Sacris, Rus y un servidor. Después de tomarnos unas cañitas con limón y unas patatas Ali-oli para picar, Rus nos dijo que estaba sola en casa y que si queríamos ir a cenar con ella, a lo que accedimos de gran agrado.
En principio no teníamos claro que cenar.....pero pensando yo un rato pregunte a Rus que si tenía huevos en casa, a lo que me dijo que si. Con eso se me ocurrió el famoso plato de la tortilla destructurada de Ferrán Adriá que consiste en una tortilla de patatas con patatas fritas de bolsa.
Dicho y hecho, compramos unas patatas en un chino y algo para beber. Aquí os dejo un par de fotos de los ingredientes en marcha:

Primero batí 6 huevos en un bol, con poca sal al huevo porque las patatas fritas ya tienen sal de por si y no era para dejarla salada. Le añadí patatas al gusto (unas mas grandes y otras más trituradas rompiéndolas con la mano).


Hasta aquí todo bien, pero se nos fue complicando la cosa ya que Rus no tenía en casa un plato lo suficientemente grande como para dar bien la vuelta a la tortilla y aquí Sacris las paso canutas y algo se derramó; (Todo hay que decir que se presento valerosamente a darla la vuelta porque parece ser que es un experto en el tema de dar vueltas a las tortillas). Pero finalmente con maestría conseguimos sacar un buen resultado. Pero la próxima vez, sin duda, nos saldrá aun mejor. Dejo foto como prueba del resultado final:

Hay que decir que tenía muy buen sabor, pero la próxima vez seremos mas generosos con las patatas y algo más de huevo para que nos salga mas gordita. Pero el plato de dar la vuelta nos tenía limitados en el tamaño.

Ahora os toca a vosotros opinar o contarnos vuestras experiencias en la cocina. Saludos

Ya llego el verano. Y se ha hecho notar con subidas de temperaturas que mucha gente esperaba. Yo quizás por otra parte no me gusta tanto, ya que mi jefe hasta mediados de junio no nos pone la jornada intensiva y pasamos las consiguientes calorinas.
Como siempre suele ir a contracorriente de mi hermano en casi de todo, en esto también discrepamos, a el le gusta mucho el calor y yo no lo soporto; Me da dolor de cabeza, no paro de dar vueltas por la cama y aunque me destape del todo y sólo duerma con un pantalón corto sigo sin encontrar la postura. Al final me veo en el salón, enchufando el aire acondicionado y durmiendo en el sofá jejeje.
Pues lo dicho que bienvenido sea el verano pero que no apriete mucho hasta que no me vaya a Málaga (Benalmádena) a mi apartamento con piscinita y la playita al lado jejeje.
Saludos y no paséis mucho calor.

Me se de algun@ que nada más leer el título de este post va a sonreir. Bueno, ese es el objetivo y es que el origen de este post está aquí: Las lentillas y yo I y II.

El caso es que anteayer mi hermano fue al oculista que le dijo "si os ponéis tan poco las lentillas os va a salir mejor comprarlas de las diarias, porque aunque sean más caras que las mensuales a la larga os va a salir mejor y además es mucho mejor para vuestros ojos porque hay menos riesgos de que cojáis infecciones en los ojos". Y como suelo hacer caso a los médicos ayer fuí yo a mi oculista a que me diera unas lentillas de prueba (y ya de paso que viera a mi hermano si las de prueba suyas le valían).

Total, que quedé con mi oculista en que hoy me las ponía en el trabajo y luego iba a verle para que valorara si mi ojo se adaptaba a ellas después de haberlas usado al menos dos horas, y como es una chica precavida me dió dos pares. Esta mañana he cogido un par y mi bote de líquido para lentillas (aún soy muy torpe y necesito mojarlas mucho) y me he ido tan feliz a la oficina. A eso de las cuatro he salido un momento al baño, que tenemos un espejo enorme y está muy bien iluminado y he abierto una de las lentillas. Ya estáis imaginando lo que pasó ¿no? Je, je, je... pues no, ¡os equivocáis! Me la puse a la primera en el ojo derecho pero nada más ponermela empezó a picarme el ojo como nunca, y a llorar, y después de pegarme un rato con mi propio párpado logré quitarmela.

Y ahora ya si que pasó lo que imagináis, nada más quitarla la puse en la mano izquierda, la sumergí en líquido de lentillas y ya estaba dispuesta en mi dedo índice para volver a ponermela cuando me empezó a picarme la nariz. Entonces y sin mover la mano derecha me rasqué con la izquierda y cuando miré otra vez al dedo índice de la mano derecha... ¡ya no estaba la lentilla! ¿¡Como puede ser!? ¿Os podéis creer que no la he encontrado? Ains, es que como ya os conté las lentillas son seres marinos a los que le gusta jugar al escondite.

Y todo esto para nada, porque después ya me he ido a casa, he cogido el par de lentillas de prueba de respuesto, me las he colocado (a la primera) y cuando he llegado al oculista me ha dicho "Pues habrá que probar otra marca, porque estas no me gusta como te quedan, te resecan mucho el ojo".

Ains, si es que ya sabía yo que las lentillas y yo no nos ibamos a llevar demasiado bien...

En un verano de hace bastantes años llevaron a mi pueblo una máquina recreativa en la que cada partida costaba cinco duros. Un día de ese verano llegué a gastarme quinientas pesetas en una tarde en esa máquina, cantidad que para un chaval en aquella época era mucho dinero. La tarde se me pasó muy rápida y no fui consciente de lo que había hecho hasta que llegué a casa. Como siempre he sido muy maduro (pese a mi complejo de Peter Pan) aquel día decidí que debía recordar aquello cada vez que me encontrara en una situación parecida.

El viernes era la despedida de soltero de Stanz y fuimos al casino de Madrid a cenar porque le hacía ilusión. (Stanz, yo no entiendo las despedidas de soltero así, por muchas razones: primero porque el que se casa no debíera pagar y segundo porque el que se casa no debiera organizarla, pero bueno... ese no es el tema hoy). Como decía fuímos al Casino de Madrid y pasamos la noche entre mesas de juego. Había de todo: hombres solos, mujeres solas, viejos, jovenes, españoles, chinos.... de todo, pero me quedé maravillado de la cantidad de dinero que se movia en alguna de las ruletas. Incluso había gente que jugaba en tres o cuatro mesas a la vez.

La verdad es que el juego engancha. Primero cometes el error de jugar dos euros y medio (que era la apuesta mínima en la ruleta) a ver si aciertas el color, rojo o negro, en el que va a caer la bolita y después de estar un rato en el que has ganado y has perdido a partes iguales notas que el juego te llama. La tentación te llama. Tanto que hasta yo mismo me borré mi límite de diez euros que me había impuesto: cuando los perdí me jugué diez euros al rojo y acerté de modo que recuperé mi inversión inicial. Pero justo antes de salir y ya con mis veinte euros en fichas decidí intentar una apuesta más para ver si salía con fortuna de aquel lugar: cogí la mitad de las fichas y las aposté al rojo, pero esta vez salió negro.

En fin, como conclusiones saqué que perdí diez euros, que la noche estuvo divertida (más por la compañía que por el juego, vi a gente a quien hacía tiempo que no veía y estuve con gente con la que me siento agusto) y que no es cierto eso de que si eres desafortunado en amores lo eres en el juego.

¿No os ha pasado nunca que estás en medio de una conversación con alguien y de repente sueltas unas frase desacertada que es entendida de un modo que ni siquiera te habías dado cuenta que se podía interpretar y ya no hay marcha atrás? Y entonces, ¿que haces? Porque si bien dar las explicaciones que te solicitan es meterte en camisas de once baras, dejarlo en un “nada, olvidalo” es todavía peor cuando hay un motivo de fondo, por muy absurdo que este sea. Y es que a veces el subconsciente traiciona y algunas de las causas y efectos que han compuesto tu vida o la de gente que te rodea durante varios años sale por tu boca a modo de perla formando un pendiente justamente en la oreja de alguien que lo interpreta como un “¿me estás echando en cara algo?

En fin, últimamente creo que voy tarde o a destiempo a todo.


Después de ser un asesino me convertí en Samuel Vimes, comandante de la guardia de Ankh-Morpork e investigué una serie de asesinatos que ocurrían en ese fantástico Mundodisco inventado por Terry Pratchett. En Pies de barro el autor discute temas sociales y políticos con un tono sacástico, original, rídiculo y divertido que despiertan la imaginación de lectores de cualquier edad. Ahora me he ido a un libro más serio y me he metido en la identidad de Marco Fogg en El Palacio de la Luna de Paul Auster. Fogg es un tipo desarraigado que ha decidido dejarse llevar al no encontrar un sentido a su vida. Ahora estoy durmiendo en Central Park al límite de la miseria, ¿cambiará mi suerte?

¿Y Tú QuE EsTáS LeYeNdO?

El otro día estuve en el concierto de una cantautora gallega llamada Silvia Penide y la verdad es que me gustó muchísimo. Fui solo, a sabiendas de que no iba a lograr engañar a nadie mandé un montón de emails por ver si alguien se animaba pero llegó el jueves y casi no había recibido respuestas. Como diría Tontxu yo en la vida fuí capaz de ir solo al cine, pero esta vez me obligué, y media hora antes de que empezara el concierto ya estaba sentado en el patio de butacas del pequeño auditorio del centro cultural Julio Cortázar, con mi pequeño mundo convertido en El Palacio de la Luna de Paul Auster.


Pese a ser gratuito había mucho sitio libre cuando se apagaron las luces de la sala. En el escenario una pequeña mesa roja sobre la que había un vaso rojo con letras chinas, una lámpara también roja y un cubo de rubik y justo al lado un taburete alto y el micrófono. Y ya salió la cantautora con su acompañamiento: morena, delgada, con ojos de soñadora y la piel muy clara inspira fragilidad y timidez pero sobre el escenario se hace grande, gigante. Su directo metafórico e intimista y salpicado con pequeños monólogos entre canción y canción te hace sentir como en casa, y su voz clara y a veces rota te hace vibrar y transmite energía con pequeños golpes de melancolía.


Silvia es amiga de una amiga mía que no pudo acudir al concierto, a la cual prometí que si me enviaba un email con una carta para ella yo se la entregaba en mano. De modo que al terminar el concierto me pasé por la sala donde estaban los artistas a cumplir mi promesa. Si bien es más bajita de lo que me había parecido en el escenario seguía transmitiéndome una sensación de fragilidad. Me presenté y le entregué el mensaje que no leyó entero en el momento, y como yo soy mucho más tímido que ella y además estaban esperándole amigos suyos para hablar con ella decidí desaparecer de escena.

En definitiva, que me gustó mucho el concierto y que para la próxima vez que venga a Madrid seguramente vuelva a ir a verla. ¿Alguno se anima?

Hoy he dado un paso atrás en mi proceso de transformación en cabronazo y es que hay días que te levantas con el pie izquierdo y todo sale mal. Resulta que quería levantarme temprano para ir pronto a trabajar porque tengo que salir antes para irme a hacer el examen, y cuando entré en el metro y me aparté a la derecha una chica que iba con prisa y bajaba andando las escaleras mecánicas se ha caído. Lo he visto a camara lenta, una de esas caídas monumentales de las que si la ves en la televisión te ries.

¿Por qué digo que he dado un paso atrás en mi transformación? ¡No me lo creo ni yo! ¡No me he reído! Ains. Y luego el gran diablo de los cabronazos se ha vengado de mi, y cuando he llegado a los tornos y he sacado mi abono mensual... ¡había perdido el de este mes! Ains, esto pasa por no reirme.

Posdata1: a la chica no le pasó nada, se levantó con toda la dignidad que pudo y siguió bajando las escaleras andando.

Posdata2: me volví a casa y encontré el billete del abono de este mes.

Posdata3: pa la próxima me rio.

En el colegio donde estudié se celebran de forma periódica mercadillos solidarios, cenas del hambre y tómbolas para recaudar fondos para la ONGD PROYDE.

Otros años os aviso con más tiempo (Ver Mercadillo Solidario II), pero este año... bueno... ando más perdido.

Porque OtRo MuNDo Es PoSiBlE... ¿te apuntas?

Actividad:
Tómbola solidaria
Dia: HOY Sábado 31 de mayo
Hora: a partir de las 5 de la tarde
Lugar: Colegio La Salle Sagrado Corazón
Dirección: Avenida Herrera Oria 242, Madrid
Metro: Línea 7 Avenida de la Ilustración.
Autobus: 83, 133, 49, 64... hay muchos.

Antecedentes:
- Máquinas del diablo I
- Máquinas del diablo II

Esta mañana cuando he llegado a trabajar he decidido que era un buen día para jubilar mi botella de agua y coger una nueva, de modo que he ido a la cantina del trabajo, he sacado la cartera y he cogido una moneda de 50 céntimos. Las botellas de agua cuestan 30 y nada más cogerla me he quedado esperando a que me devolviera los 20 céntimos. Pues bien, a los dos minutos ya me he dicho “me da que esta vez no hay cambio”. Pues nada, como no me devolvía los 20 céntimos he decidido echar 10 céntimos más y sacar otra botella de agua pero… ¿Qué creéis que ha pasado?

Exactamente, cuando he echado los diez céntimos la máquina maldita me ha dicho que me faltaban 20 céntimos todavía, y cuando le he dado a cancelar tampoco me ha devuelto los últimos 10 céntimos.

Menos mal que es viernes.

Una día de estos formaré mi propia granja de caracoles: una nave industrial, grandes terrarios, lechuga, agua y caracoles. El caviar de caracol es el negocio del futuro.

¿Hace mucho que no donas sangre? Dado que los bancos de sangre de Madrid están bajo mínimos y que es un tema bastante serio Stanz, amigo y compañero de trabajo, me ha propuesto organizar una quedada para ir a donar sangre. El día elegido ha sido el jueves 29 de mayo en el Hospital "La Paz" de Madrid, a las seis de la tarde.

¿Vendrás? Si lo haces ganarás la satisfacción de ayudar a alguien. Cada día en la Comunidad de Madrid se usa en las operaciones más sangre de la que se recoge (hace un año se usaban 700 donaciones al día y solo se recogían 500). Además si vienes tendrás el tremendo placer de conocerme en persona. Ya sabéis:

Quedada donante:

Dia: jueves 29 de Mayo.
Hora: 6 de la tarde.
Lugar: Hospital "La Paz" de Madrid.*


* Para precisar un poco más quedamos a la puerta de la cafetería, donde el quiosco de periódicos :)



Nota:

Hoy he pasado el reconocimiento médico que nos mandan todos los años la empresa. La verdad que todo ha ido bien como siempre y he tenido suerte y me han sacado sangre a la primera, porque siempre me dicen que tengo las venas muy finitas y la primera vez que fui al reconocimiento hace 6 años me pincharon con mas trayectoreas que una cornada de un torero jejeje.
Yo no tengo miedo a las agujas y de pequeño era igual así que nunca les quito el ojo de la aguja, de pequeño me solían decir "no mires" y yo "¡vaya que no!, tienes un pincho que me vas a clavar como para no mirarte jejeje" quizás siempre he estado acostumbrado a que me pinchen porque soy alérgico al polen y gramíneas y me vacunaban desde niño.
Por el contrario mi hermano siempre fue un acojonaillo para el tema de las agujas, de hecho no se hace análisis sólo por evitarlas. ¿A vosotros os pasa igual? o sois más valientes...decir la verdad jeje que después todo se termina sabiendo.
También lo gracioso de cuando me sacaban sangre es que me llamaron al móvil y cuando lo cogí era Raúl González Blanco ;-). Si...si.... el jugador del Madrid jeje, para felicitarme por madridista el 31 título de liga..eso si no os emocionéis era una grabación...tampoco está el hombre como para llamar a cada persona uno a uno jejeje.
Bueno me despido sin más saludos a todos/as.

En el trabajo a la hora de comer solemos reunirnos unos cuantos compañeros alrededor de una gran mesa como si fueramos una gran familia, eso si cada uno con su tupper y mientras comemos salen diversos temas de conversación. El otro día una compañera nos contaba que había estado de viaje con unas amigas y que entre las promesas que se suelen hacer había dicho "Para la próxima vez que nos veamos os prometo que me entrará ese pantalón". Sus amigas le dijeron "Eso mismo dijiste la vez anterior" pero ella "Esta vez va a tomarselo en serio". De esta conversación he aprendido que toda mujer tiene en su armario un pantalon que le está justo y es con el que se controla si está más gorda o más delgada y que cuando conseguís que os valga el pantalón os sentís la mar de felices. ¿Es cierto esto?

Por favor, mujeres que pasáis a leer este blog que escribe, entre otros, un humilde servidor que muchas veces no os entiende (y otras no hay quién os entienda), ¿tenéis un pantalón "os prometo que la próxima vez me vale"?


Y seguramente después de esto pensaréis ¿a que viene este post? Bien, ¿algun@ se lo está imaginando? Si, tengo un pantalón "os prometo que la próxima vez me vale". ¿Acertaste? Oooole por ti, si acertaste tomate un azucarillo a mi salud. Y es que hoy me he puesto unos pantalones viejos, los que además menos me gustan porque tienen unos bolsillos muy pequeños, y a media mañana me he dicho "pues parece que me están justos" y me he pasado el siguiente medio día deseando llegar a casa para quitármelos, acordándome además de mi compañera de trabajo. Y cuando por fin me he sentado delante del ordenador y me he dado cuenta de que hacía tiempo que no escribía algo original he mirado a mis pantalones que estaban encima de la cama y les he dicho: "A partir de ahora sois mis pantalones os prometo que la próxima vez me valen".

En realidad vivir como hombre significa
elegir un blanco -honor, gloria, riqueza, cultura-
y apuntar hacia él con toda la conducta,
pues no ordenar la vida a un fin es señal de gran necedad.
(Aristóteles)

Siempre sueña y apunta más alto
de lo que sabes que puedes lograr.
(William Faulkner)

Actuar sin pensar es como disparar sin apuntar.
(B. C. Forbes)



Cuando era niño mis tíos me regalaron un juego de safari de plástico. Tenía una escopeta con mirilla que lanzaba flechas de plástico con ventosas y venían también unos cuantos muñecos de animales y una diana. Me pasaba horas colocando los muñecos en la barra del bar de mi abuelo para luego dispararles desde detrás de una silla y es que eso de probar mi puntería siempre me gustó. Cuando acertaba en el león me sentía el mejor cazador del mundo pero la verdad es que me pasaba más tiempo buscando los dardos que disparando, puesto que era raro que acertara con el objetivo: o bien se encasquillaba el arma, o el muelle que tenía no lanzaba el plástico con demasiada fuerza y no llegaba, o se me iba muy alto o muy bajo o muy escorado hacía un lado, las escopetas de juguete para niños de cinco años no son precisas.

De modo que no te cruces con gatos negros, ni abras un paraguas dentro de casa y si te es posible no pases por debajo de ninguna escalera. ¿Te has levantado con el pie izquierdo? No debieras haberlo hecho. Ten cuidado con los espejos, no rompas ninguno y ten mucho cuidado con el salero, que se puede caer y como se derrame sal....

Si puedes toca madera, y si eres de Madrid ve a pisar el Kilómetro 0, que da suerte.


Yo no soy supersticioso, ¿y tu?

Como ya os conté este año me he apuntado a la UNED para tratar de ingeniarme superiormente pero el caso es que no me está saliendo demasiado bien: cogí solo tres asignaturas de las cuales una era anual y las otras una para cada cuatrimestre. En febrero suspendi tanto la anual como la cuatrimestral y ahora en junio he decidido no presentarme a la anual y voy a ir solo a por la cuatrimestral. A ver si hay suerte. Para poder aprobar la asignatura me exigen entregar una práctica, que si bien no es complicada si que quita mucho tiempo. Después de pasar el dia en el trabajo programando lo que menos apetece es ponerte delante del ordenador a programar más, y gracias a eso me estoy quedando sin tiempo para hacer la práctica. Este fin de semana quería haberla acabado pero según iba sacando cosas iban surgiendo cosas nuevas, y te vas picando, y te vas picando y al final me queda más trabajo del que tenía al principio, de modo que no he salido en todo el fin de semana.

La verdad es que no estoy estresado. Se que me da tiempo a entregarla a tiempo solo que no me apetece ponerme con ello. Tengo una sensación de aburrimiento y desgana general que unido a unas cuantas preocupaciones que rondan por mi cabeza me hacen pensar que quizás este no era el mejor año para empezar la Superior. Quizás debiera haberme tomado un año sabático pero bueno... ya no se puede volver atrás en el tiempo de modo que intentaré salir airoso al menos de esta asignatura.

Por otro lado mañana me he cogido el dia libre en el trabajo. Resulta que mi padre cada año por estas fechas dice "Pues el dia X es la ermita en el pueblo", pero como es camarero su dia libre casi nunca coincide con ese dia X. Este año si y llevaba varias semanas decidido a ir y como creo que yo solo he estado en la romería un año y cuando era muy, pero que muy niño pues me he decidido a acompañarle a él y a mi madre. No es que yo sea muy religioso, de hecho cada vez menos, pero me apetece ver la tradición del pueblo de mi padre aunque no sea más que un año.

El jueves por suerte es fiesta en Madrid porque es San Isidro, de modo que esta semana entre unas cosas y otras trabajaré solo tres días. A ver si acabo la práctica y descanso, porque acabo de releer este post y me parece que hasta escribo aburrido.

En fin.

En una conversación del Messenger…

sacris: Los coches no tienen botón de reset.
Maken: ¡pero tienen Escape!
A mi me hizo gracía. Como buen informático que soy cuando un amigo/conocido/conocidillo me dice que se le ha roto el Pc lo primero que hago es decirle “Reinicia”. Pues bien, el otro día llegué a casa y mi padre me dijo “El coche no funciona” y me vinieron a la mente las palabras mágicas de mi oficio: “Mira a ver si está enchufado, reinicia, reinstala”, pero no, con el coche no funciona esto, de modo que me quedé mirándole y pensado “pues habrá que llamar al mecánico porque yo de mecánica más bien poquito”. Y es que yo no uso el coche para nada y no se ni cambiar una rueda. O al menos no he tenido que hacerlo nunca. De todos modos como buen inginiero me dije “Adaptarse o morir, tienes conocimientos, sabes física y matemáticas, esto no puede ser un problema muy serio” y después de razonar un poco me dije que lo que tenía que fallar era la fuente de alimentación y le dije a mi padre “Pues seguramente sea la bateria”, a lo que me contestó “Si, eso mismo he pensado yo, he llamado al RACE para que nos mande un mecánico, que para algo soy socio. Estará al caer, bájate conmigo”.

Pues bien, llegó el mecánico, cambió la batería y nos cobró 90 Euros. Entonces volví a recordar mi profesión y un chiste que me contaron el viernes (no tan bueno como el tuyo Maken) dice así: A un hombre se le estropeó el ordenador y llamó a un informatico, que llegó, le apretó un tornillo y le cobró 152 Euros. El hombre indignado le pidió una factura detallada porque no podía creerse que apretar un tornillo costara tanto. El informático le entregó la factura en la que se detallaban tres conceptos: “Desplazamiento 50 Euros, apretar un tornillo 2 euros, saber que tornillo apretar 100 Euros”.

En fin, a ver que haga un poco de tiempo y amplio mis conocimientos sobre mecánica....

Acaba de terminar el partido Real Madrid - Barsa, ese en el que el famoso pasillo de la deportividad ha dado tanto que hablar en los periódicos y en las calles. Pues bueno, después de todo no ha sido para tanto. Me ha gustado, ha sido un gesto deportivo que ha dado ejemplo: solo es fútbol, aquí los odios no valen para nada. Me ha parecido un pasillo muy correcto en el que han tenido el detalle de no dejar que la prensa se acercara y además tengo la impresión de que ha sido pactado entre los dos equipos: "que sea algo rápido y que no fomente la distancia y la rivalidad entre las dos aficiones". Yo diría que ha sido respetuoso, tanto por homenajeantes como por los homenajeados, cosa que no siempre ocurre. Y que conste que no quiero decir que no se puedan hacer bromas a los perdedores, sino que hay modos y modos de hacer las bromas así como también hay modos y modos de aceptarlas. A mucha gente se le olvida que esto no deja de ser un juego, hoy ganas tu y lo mismo mañana gano yo, hoy te regodeas de que has ganado y mañana me tocará a mi. Unas risas y unas cañas, pues el fútbol, como muchas otras cosas, debiera servir para unir a la gente y no para separarla.

En fin, que si eres del Barsa y estás mosqueado por el partido y el pasillo y no vas a cenar... pues peor para ti. Si solo tienes un pique sano..... pues es normal: habéis perdido la liga, el segundo puesto y lo mismo hasta os quedais sin el tercero, además habéis hecho el pasillo al eterno rival en cu casa y por último habéis hecho el ridiculo en el Bernabeú (esto lo cuento como madridista, pa picar un poco, pero pique sano, ¿eh? jaja), pero tranquilos que ya tendréis vuestra ocasión, todo va por rachas.

A veces llegas a casa y cuando abres el buzón aparece un sobre especialmente adornado con tu nombre o con el nombre de tu padre y de inmediato sabes que es una invitación de boda. En general me parecen un coñazo. Invitar a alguien a una boda es ponerle en un compromiso, primero por el dinero que supone y segundo porque a veces el remitente es un familiar lejano del cual no recuerdas la cara hasta que tu padre te dice “Que si, es el primo tal, que es hijo del hermano del esposo de la hermana de tu abuela, y hay que ir”. Y hay que ir porque es un compromiso familiar, politiqueo y eso es lo que verdaderamente lo hace aburrido.

Hoy me han invitado a una boda, pero en cambio no es esa situación que os comentaba antes. Se casa un amigo y es un compromiso, porque no deja de ser un compromiso, pero te apetece ir. Y te apetece por dos cosas, primero porque sabes que para él la boda es importante, y no solo por el cambio que supondrá en su vida sino por la celebración en si y sus creencias, y segundo porque además sabes que le hace ilusión compartir ese momento contigo. No por compromiso, no por politiqueo, le hace verdadera ilusión. De modo que tienes que ir, para no desilusionarle por un lado y por otro, porque te apetece, porque conoces a la novia y también es muy buena gente y sobre todo porque quieres que sean felices y compartir ese momento con ellos. De modo que nada, que ya tengo el traje preparado.

Espero que seáis muy felices.

Archivo del blog

Ultimos Comentarios

Derechos de autor

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

No te olvides visitar

Nuestra mascota

No te olvidamos

  • MeiKo
  • Meiko

    "Haz que cada dia cuente"

¿Quienes somos?

  • sacris
  • Sacris

  • Jos
  • Jos

  • JoseFaura
  • JoseFaura

  • minel
  • minel

Escribenos

    sobrevuelo@gmail.com

¡Síguenos!

Nos visitan...

ecoestadistica.com

Cambiando el mundo

Proyde

Kyoga Foundation

Usa OpenOffice

Ubuntu Linux para seres humanos

únete

Aparcas como el culo

1 Libro = 1 Euro ~ Save The Children