Todo queda igual, nada cambia, pasa el tiempo como quien pasa hojas de un libro, pero un libro sin final ni principio, que no recuerdas cuando empezó y no tienes ni idea de cuando acabará, un libro en el que no hay finales bonitos en donde el chico consigue a la chica. Un libro en el que el argumento lo escribe el destino, si es que existe el destino. Sin capítulos, sin numeración, en el que si se te cae el señalador no puedes saber donde te habías quedado, y todo vuelve a empezar. Un libro que solo tu puedes leer, y los demás solo saben de él lo que tu les cuentas, que no se puede comprar ni regalar. Y que por mucho que lo intentes, una vez leído jamás se olvida.

Quizá te puedas saltar las páginas que no te gustan, y pensar, “no tengo porque leer algo que no me gusta”, pero es un libro tan caprichoso, que esa página que te saltaste y pensaste que no volvería aparece, de repente esta ahí, esperando que la leas, y aunque pases la hoja, esa página vuelve a estar, porque en este libro no te puedes saltar lo que no te gusta, solo se puede huir de ello un tiempo.

Siempre existe la posibilidad de hacer trampas, total, es un libro que solo tu lees, “¿porque no contarle a los demás algo distinto?” pero eso es algo que no se puede hacer a la ligera, porque puede que el libro se crea la mentira que estas contando a los demás, y aparezcan páginas nuevas, páginas que no deberían estar ahí, pero que una vez que aparecen ya no se pueden arrancar, y cuanto mas tiempo dure la mentira mas hojas aparecen, hasta que el libro pesa tanto que la gente nota como cargas con él.

Existen libros que todo el mundo conoce, y otros que nadie conocerá nunca; libros que ocupan una biblioteca entera, y libros que son poco más que un folleto. Pero aunque nunca seamos capaces de leer el final de este libro, merece la pena leerlo. Aunque bueno, siempre podemos dejarlo cerrado y no pensar en él, al fin y al cabo, es solo un libro, ¿verdad?

Esperar es una prueba,
es tendencia a madurar,
comprender que lo que esperas
puede hacerse realidad.
Esperar es una fuerza
saber que el tiempo a de pasar,
entendiendo que las cosas
vienen cuando han de llegar.
Esperar es mirar al mundo
percibir que todo tiene un ritmo
es fortalecer el alma
no perderse en el abismo.

Esperar es no perder lo encontrado
ahi está, pero no has de poseerlo
hasta que el tiempo indique lo contrario
cuando madures y lo asumas con anhelo.
Esperar es saber que lo que deseas
es más fuerte que el impulso cotidiano
descrubir la importancia del objeto
y la calma, que te lleva a disfrutarlo.
Esperar es segura complacencia
es saber que cuando llegue lo esperado
disfrutarás la alegría de aquella espera
y vivirás a plenitud con lo logrado.


“Había una vez un hombre, que confiaba en encontrar la felicidad al otro lado del frondoso bosque que divisaba ante él. Para conseguirlo, le dieron tan sólo un machete. A pesar de no haberlo utilizado nunca, fue abriéndose camino poco a poco con el machete, creyendo que en poco tiempo lograría cruzar el bosque. Sin embargo se encontró un río, demasiado ancho para saltarlo, demasiado profundo para atravesarlo andando, y no sabía nadar. Al cabo de muchos días frente al río, se le ocurrió que podría probar a hacer una pequeña balsa ayudándose del machete. No sabía como, pero fue probando y probando, hasta que al cabo de unos meses, logró hacer una balsa que resistiese. Así logró cruzar el río. Una vez cruzado, decidió llevarse la balsa con él, pues no sabría en que momento podría aparecer otro río, y necesitarla. Sin embargo, el camino se hacía demasiado pesado con la balsa a cuestas, y cada vez le costaba más avanzar. Pero se resistía a abandonar aquello que tanto le había ayudado y que con tanto esfuerzo había construido. Cuando ya no pudo más, se quedó tirado en el camino, llorando de impotencia. Siguió sólo su camino. Al cabo de un tiempo encontró otro río y se lamentó de haber abandonado aquella balsa. Sin embargo, cuando decidió hacer otra, se dio cuenta de que sólo había tardado dos días en terminarla, y lo estúpido que había sido por no dejar aquella balsa en su momento... puesto que lo que debía haberse llevado de ella, era simplemente la experiencia de haber aprendido como hacer una balsa.”

Jorge Bucay

Con esa cantidad de tu sangre puedes salvar una vida. Cada día se necesitan en Madrid 700 donaciones y en cambio solo se consiguen 500.

¿Puedo yo donar?

Los requisitos necesarios son bastante simples:
  • Tener entre 18 y 65 años.
  • Pesar más de 50 kg.
  • Sentirse bien.
  • No estar en ayunas.
  • No haber donado sangre en los últimos dos meses.
No pueden donar....
  • Enfernos de hepatitis B o C, SIDA, Sífilis y todas aquellas enfermedades que se transmiten por la sangre.
  • Personas que convivan en el mismo domicilio con enfermos de hepatitis B o C..
  • Diabéticos.
  • Epilépticos.
  • Enfermedades graves.
  • Enfermos graves.
Si pueden donar aunque...
  • Tengan la menstruación.
  • Tomen anticonceptivos orales.
  • Hayan tomado aspirina y antinflamatorios (En este caso se deberá avisar al médico).
  • Sean alérgicos si no están en la fase crítica de la enfermedad.
  • Sean alérgicos a los antibióticos.
Temporalmente no pueden donar...
  • Los que hayan sufrido una intervención quirúrgica
  • Si se ha vacunado: de la gripe, 3 días; de hepatitis, 7 días.
  • Si se han realizado viajes a países tropicales: 1 año.
  • Si se han hecho tatuajes, piercing, etc: 1 año.
  • Embarazos: Duarante el embarazo no se puede donar y después hay que esperar tanto tiempo como haya durado el mismo.
  • Si se ha realizado cualquier actividad o conducta de riesgo, entendiendo por éstas todas aquellas acciones en las que puede existir contacto de sangre con sangre.

En todo caso, el médico siempre decide en última instancia tras el reconocimiento oportuno




Tantos símbolos y a veces me faltan combinaciones para expresarme

Bueno, bueno, bueno, pues resulta que hace tiempo los del periódico 20minutos sacaron un concurso de blogs con varias categorías. Los cinco más votados en cada categoría serán los finalistas y de entre ellos irán saliendo los ganadores de cada sección, asique.... aquí estoy pidiendo votos jaja.

Para votar pinchar en cada uno de los siguientes links y luego podeis visitarlos ya que el enlace lo tengo puesto abajo a la izquierda. De verdad merecen la pena, comprobarlo vosotros mismos.


Gracias!!!

La semana pasada hablaba con una amiga sobre el anuncio ese de mayonesa, el que empieza sonando “No hace falta que te diga que me muero por tener algo contigo…”, seguro que sabéis cual digo. A mi me gusta mucho, me parece muy tierno cuando el primer niño le dice a su madre “Sos la mujer de mi vida”, y siempre que sale me quedo como un tonto mirándolo hasta el final. Mi amiga me decía que daría cualquier cosa por que alguien le mirara con los ojos del último niño, y le prometí que escribiría algo sobre el anuncio este. De hecho lo comencé ese mismo día, pero las musas debían estar lejos porque quería escribir algo bonito que describiera el anuncio, pero solo me salió el titulo “Me encantás”, y ahí quedó todo.

Esta tarde, cuando regresaba a Madrid desde mi pueblo escuché en el autobús una canción, y cuando llegué a casa y encendí el ordenador me puse a escribir esto que estáis leyendo. Quiero volver a ser un niño. Quiero volver a tener esos ojos de los que habla mi amiga (creo que aun no los perdí, pero a veces están somnolientos). Ojalá todos los tuviéramos, ojalá volviéramos todos a ser niños.


Volver a ser un niño

Con la inocencia más graciosa,
que apaga el tono de la rosa,
con ese brillo que te vuelve un niño,
llegaste como si tal cosa.

Después de andar a la deriva,
por mares turbios de bebida,
como un chiquillo falto de cariño,
de pronto es todo tan sencillo, sencillo.

Volver a ser un niño, volver a ser un niño,
volver a ser un niño, volver a ser un niño.

Después del tiempo que he perdido,
en aventuras sin sentido,
me siento solo y a la vez perdido,
solo porque me has sonreído
y pido....
volver a ser un niño, volver a ser un niño,
volver a ser un niño, volver a ser un niño.

Con la inocencia tan graciosa,
que cambia el nombre de las cosas,
con ese brillo que te quita el frío,
cuando las noches son lluviosas.

Volver a ser un niño volver a ser un niño,
volver a ser un niño, volver a ser un niño

Los Secretos


Son las dos de la mañana y aunque en el cielo de Madrid no puedan verse, las estrellas siguen estando ahí, mirando desde lejos como recorro mi camino ahora solo, ahora acompañado. La luna no quiere salir, quizás esté en Paris atormentando a un hombre lobo, y a cada paso que doy el cansancio se acumula más en mis párpados. Llevaba varias jornadas de mi viaje mirando al suelo pensando que así llegaría antes a mi destino, a algún destino, pero resulta que llega un momento en que pierdes la noción del espacio y del tiempo, y no sabes si te gusta el paisaje que atraviesas ni cuanto lograste andar durante el día y te sientes solo. Bueno, solo no por que tus sueños y tus miedos siempre viajan contigo y a veces en noches como esta se ponen a discutir a grandes voces y no puedes dormir. Preparo otra hoguera pues el frío empieza a calarse en mis huesos. Tumbado sobre un tronco y con un sombrero en la cara intento de nuevo dormir. Mañana será otro día y quizás por la noche aparezca la luna.


El deldal
Originally uploaded by sacris.

Y se sentó con él en el borde de la cama. También le dijo que le daría un beso si él quería, pero Peter no sabía a qué se refería y alargó la mano expectante.

-¿Pero no sabes lo que es un beso? -preguntó ella, horrorizada.

-Lo sabré cuando me lo des -replicó él muy estirado y para no herir sus sentimientos ella le dio un dedal.

-Y ahora -dijo él-, ¿te doy un beso yo?

Y ella replicó con cierto remilgo:

-Si lo deseas.

Perdió bastante dignidad al inclinar la cara hacia él, pero él se limitó a ponerle la caperuza de una bellota en la mano, de modo que ella movió la cara hasta su posición anterior y dijo amablemente que se colgaría el beso de la cadena que llevaba al cuello. Fue una suerte que lo pusiera en esa cadena, ya que más adelante le salvaría la vida.

Peter Pan
JM Barrie

Estaba tumbado en la cama viendo Smallville y de repente Lex ha dicho la siguiente frase:

"Las personas no son lo que eran la última conversación que tuvisteís, sino lo que fueron durante toda vuestra relación"

No me he quedado con el nombre del poeta que lo dijo, pero bueno... ahí queda eso.

En las laderas de una montaña cercana al Himalaya existe un bosque que jamás ha sido pisado por algún ser humano. Es un bosque mágico donde se podría hacer realidad todo lo que se pase por tu imaginación, pero lo que de verdad lo hace especial es su corazón, que está en el mismo centro del bosque. Allí, en un claro, un árbol solitario reina sobre todas las criaturas. Es un baobab, como los que ocupan el asteroide del Principito, solo que éste tiene más de mil años de vida y su altura destaca sobre el resto de los árboles del bosque, de hecho si tuvieras un catalejo desde su copa podrías ver la aurora boreal.

Este baobab es la casa de un hada. Es pequeña y mueve su esbelta figura al son de una música que siempre suena cuando ella está cerca. Nadie sabe de donde viene, pero yo creo que es el mismo viento que canta cuando la ve sonreír, y como la sonrisa no desaparece de la cara de la delicada hada, el viento no deja de cantar para ella esté donde esté. Está vestida con pétalos de rosas y hojas de hierbabuena y es el alma del bosque. La puerta de su casa está en la rama más baja del baobab, pues ella no tiene nada que temer ni nadie de quien protegerse. En una rama cercana un pájaro cuco tiene hecho su nido y se encarga de decirle cuándo es hora de dormir y cuándo de comer, pues ella es tan feliz que cree que el sol y la luna solo están en el cielo para verla bailar desde allí arriba.

Por las ramas más altas del baobab se oye corretear a dos ardillas, suaves como peluches, que también viven allí. De vez en cuando bajan del árbol a buscar bellotas, nueces y otros frutos secos para comer pero siempre que oyen silbar al hada, ellas acuden rápidamente ante su presencia pues se encargan de tirar del pequeño carromato sobre el que ella sale a dar sus paseos. No es que el hada no pueda volar, sino que simplemente prefiere ir sentada hablando con las ardillas ya que le encanta las voces de pito y la risa tan estridente y ñoña que tienen.

Cuando cae la noche y el cuco recuerda que ya es hora de ir a dormir, el hada del bosque le dedica a la luna sus últimas danzas antes de entrar en su casa y cerrar la puerta con picardía. Después escribe en una pizarra con tiza todas las cosas que le han pasado durante el día, se quita la ropa y se acuesta en su cama, que es una gran seta roja con lunares blancos que ocupa el centro de la habitación principal. Mientras el hada duerme el viento se encarga de llevarse todas las palabras escritas en la pizarra. Quizás eres uno de los pocos afortunado que creyeron escuchar en una brisa una historia de este lugar del que os he hablado. Si es así me gustaría mucho conocerla a mi también.

Archivo del blog

Ultimos Comentarios

Derechos de autor

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

No te olvides visitar

Nuestra mascota

No te olvidamos

  • MeiKo
  • Meiko

    "Haz que cada dia cuente"

¿Quienes somos?

  • sacris
  • Sacris

  • Jos
  • Jos

  • JoseFaura
  • JoseFaura

  • minel
  • minel

Escribenos

    sobrevuelo@gmail.com

¡Síguenos!

Nos visitan...

ecoestadistica.com

Cambiando el mundo

Proyde

Kyoga Foundation

Usa OpenOffice

Ubuntu Linux para seres humanos

únete

Aparcas como el culo

1 Libro = 1 Euro ~ Save The Children